En este artículo te contamos cuáles son los principales riesgos de la contaminación de alimentos y cuáles son las medidas preventivas.

Los riesgos de la contaminación de alimentos

La higiene y preservación de los alimentos es un tópico recurrente en nuestros días, donde las normas y leyes sobre el control alimentario ha avanzado notoriamente, sin embargo es importante estar al tanto de las novedades y problemáticas que surgen a diario en torno a la contaminación de alimentos.

Contaminación de alimentos: principales riesgos

La contaminación de los alimentos puede darse en las distintas etapas que atraviesa el producto antes de su consumo, es decir desde el proceso de producción, pasando por el transporte, la conservación, hasta su preparación final. Por eso es importante generar en la población un cambio de conducta en cuanto a la manipulación de los alimentos, generando conciencia sobre la higiene y preservación que se requiere en cada caso a fin de evitar enfermedades e intoxicaciones.

La contaminación de alimentos se produce a partir de un agente extraño al alimento que es capaz de originar un efecto negativo en la salud del consumidor. Los riesgos de la contaminación de alimentos puede diferenciarse según el origen de estos agentes extraños, pueden ser físicos (huesos, cristales), químicos (sustancias tóxicas, productos de limpieza) o biológicos (microorganismos, insectos).

Los contaminantes físicos son ajenos al alimento y se agregan de manera involuntaria. El orígen de estos agentes puede ser de materiales procedentes del medio ambiente como la madera y los metales; de materias primas como la cáscara de huevo, hierbas y ramas. Entre los contaminantes físicos también se encuentran los agentes contaminantes del manipulador, como pelos, anillos, esmalte, colillas de cigarrillo, etc.

Curso de Buenas Prácticas de Manufactura de Alimentos a distancia

Los contaminantes químicos también tienen distintos orígenes: los procedentes de los productos de limpieza, los pesticidas, los metales tóxicos y del agua no potable. 

En cuanto a la contaminación biológica, suele ser la más peligrosa porque puede ocasionar infecciones e intoxicaciones. Los contaminantes biológicos son las bacterias, virus, hongos y parásitos. Como no son perceptibles a simple vista, es importante tomar conciencia y saber cómo manipular de manera adecuada los alimentos para así eliminar los posibles microorganismos que se encuentren en el producto.

Las principales fuentes de contaminación de los alimentos son el manipulador, sus utensilios y el lugar de trabajo. Por eso es fundamental cuidar en todo momento la higiene del local, la mesa de trabajo, las herramientas y la indumentaria. También es muy importante estar atentos a la contaminación cruzada, que se produce al mezclar alimentos crudos y cocidos, o al utilizar los mismos utensilios para distintos alimentos.

Hasta aquí hemos visto cuáles son los riesgos de la contaminación de alimentos, si te gustaría aprender mucho más sobre esta temática, te invitamos a realizar el curso de Buenas Prácticas de Manufactura de Alimentos a distancia. ¡Te esperamos!

    Artículos relacionados:

  • ¿Cómo conservar los alimentos?

    ¿Cómo conservar los alimentos?

    Gestión y Liderazgo Ver Artículo
 
 

Curso de
Community Manager

Duración: 3 Meses
Inicio: 14 de junio

3 cuotas de

$999

55% off
¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba