Entrenar nuestra velocidad de lectura es fundamental para aprender a leer más rápido y al mismo tiempo comprender el contenido del texto.

Cómo aprender a leer más rápido

Muchas personas, por diferentes motivos, quieren aprender a leer más rápido, ya sea para poder leer más libros en menos tiempo o para estudiar todos los apuntes en una noche. Sin embargo el hecho de leer más rápido puede provocar el riesgo de no entender bien lo que se está leyendo, y esto es lo mismo que nada. Por eso para evitar este contratiempo te contamos una serie de técnicas muy útiles para aumentar tu velocidad de lectura.

Técnicas para aprender a leer más rápido

1. Eliminar la subvocalización. El hecho de repetir mentalmente el texto que vamos leyendo se llama subvocalización. Se trata de un acto reflejo natural que las personas hacen al leer y que retrasa el proceso de lectura. Por eso, para leer más rápido lo ideal es eliminar la subvocalización para no repetir mentalmente lo que se está leyendo y comprender igualmente el contenido del texto. Para eliminar un hábito tan arraigado como la subvocalización es importante practicar, ser constante y avanzar de manera gradual.

2. Hacer saltos por grupos de palabras. La segunda técnica para aprender a leer más rápido consiste en no leer las oraciones palabra por palabra, sino más bien en hacer pequeños saltos con la vista al leer las frases y agruparlas mentalmente en grupos de dos o tres palabras. Para hacer estos saltos es importante implementar la memoria fotográfica y utilizar la vista periférica. Al igual que la técnica anterior, para hacer los saltos por grupos de palabras se requiere práctica y constancia.

3. Utilizar una guía. El simple hecho de señalar las palabras que se van leyendo puede ayudarnos a mejorar nuestra velocidad de lectura. Nuestra guía puede ser el dedo, una regla o un bolígrafo. Utilizar una guía obliga a nuestros ojos a seguirla y al mismo tiempo impide que salten hacia atrás y vayan haciendo pausas.

Curso de Inteligencia y Lectura Veloz a distancia

4. Evitar la relectura. Esta técnica consiste en prohibirnos la posibilidad de releer el texto, con el objetivo de concentrarnos en la lectura de manera consciente y plena. Si dejamos la relectura de lado es probable que consigamos leer mucho más rápido.

Hasta aquí hemos visto cuáles son las técnicas más efectivas para aprender a leer más rápido. Si te pareció interesante este artículo y te gustaría aprender mucho más sobre la mecánica de la lectura y los métodos de lectura veloz, te invitamos a conocer nuestro curso de Inteligencia y Lectura Veloz a distancia. ¡Te esperamos!

 

¡Recibí más artículos sobre este tema y más!

Indicanos tu email para recibir más artículos como este:

    Artículos relacionados:

  • La mecánica de la lectura veloz

    La mecánica de la lectura veloz

    Técnicas de Estudio Ver Artículo
  • La mecánica de la lectura veloz

    Estrategias de lectura rápida

    Técnicas de Estudio Ver Artículo
 
 
CURSO DEL MES

Curso de
Diseño Web

Duración: 6 Meses

Antes 6 cuotas de $2664

6 cuotas de $1199

55% off
¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook

¿Consultas? Escribinos:
+549 342 409 0303

Ir para arriba