En este artículo te contamos qué es el bullying o acoso escolar y cómo deben actuar los profesionales frente a esta problemática.

¿Qué es el bullying?

En los últimos años seguramente habrás escuchado hablar del “bullying”. Sin embargo, no todos saben a qué se refiere ese término. Por eso a continuación vamos a desarrollar brevemente qué es el bullying, quiénes son sus víctimas y cómo se debe actuar ante una situación de bullying.

El término bullying proviene del holandés y significa acoso. Se lo suele utilizar en referencia al acoso escolar. En las escuelas, los casos de bullying consisten en el ataque o provocación de un agresor a su víctima. Generalmente el atraco se desarrolla cuando la víctima se encuentra sola en lugares como baños, pasillos o en el patio de la institución escolar. Es por ellos, que muchas veces la figura del preceptor es la primera que nota este tipo de agresiones.

Cuanto más grande es el establecimiento escolar, mayor es el riesgo de que haya casos de bullying. Además, los casos de acoso aumentan si los alumnos no registran la presencia de una autoridad competente, si sienten que no están vigilados y que tienen libertad plena. Es decir, la falta de control en los espacios comunes, la falta de límites y el desinterés general del personal escolar por los alumnos, genera una situación donde prima la ausencia de valores, la humillación y las amenazas.

¿Quiénes son propensos a sufrir bullying?

Las víctimas del bullying son comúnmente adolescentes tímidos y poco sociables. Una vez que la víctima sufrió algún tipo de maltrato por parte del agresor, suele angustiarse a tal punto de no querer volver a la escuela o a participar en diferentes actividades. El miedo y la tensión lo vuelven menos sociable.

¿Qué debe hacer un preceptor en caso de bullying?

Es importante que si un preceptor o un profesor nota un caso de acoso escolar se notifique a la dirección para llevar a cabo las acciones correspondientes. Se debe aplicar un protocolo de acción en donde se realicen entrevistas tanto con la víctima como con su agresor; y se apliquen las sanciones adecuadas. Lo importante al momento de resolver un caso de bullying es profundizar sobre las causas de este tipo de comportamiento.

La función del preceptor es justamente acompañar a los alumnos y poder diferenciar  las bromas de las conductas más ofensivas. Es importante establecer límites claros y bien definidos. De este modo, el preceptor deberá hacer cumplir las reglas de convivencia y aplicar sanciones cuando sea necesario.

Si querés aprender mucho más sobre bullying, los conflictos escolares y cómo afrontarlos, te invitamos a realizar el curso de Preceptor a distancia. Aprenderás a identificar y llevar a la práctica cada una de las funciones del preceptor. Contamos con la mejor tecnología educativa para que puedas formarte profesionalmente sobre mediación escolar, técnicas motivacionales, psicología y mucho más.

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba