En esta nota te contamos brevemente cuáles son las técnicas de lectura rápida más utilizadas y cuáles son sus beneficios. ¡No te la pierdas!

Técnicas de lectura rápida

Existen infinidad de técnicas, trucos y estrategias para la lectura rápida, sin embargo nos parece oportuno focalizarnos en el artículo del día de hoy en las dos técnicas más utilizadas: la técnica del marcador y la técnica de la fijación. El objetivo de ambas técnicas consiste en aumentar la velocidad de lectura y comprensión.

Lectura rápida con la técnica del marcador

El marcador o guía es una técnica de lectura rápida que consiste en seguir la línea que estamos leyendo con un elemento guía tratando de no obstaculizar la lectura. A través de esta técnica de lectura se establece un nexo entre el cuerpo y la lectura, es decir entre el cerebro y el texto. Para esta técnica se suele utilizar el dedo, el bolígrafo, o cualquier otro elemento que nos sirva de guía y nos ayude a centrar la correcta atención en las palabras.

Mediante la técnica del marcador se establece entonces un punto de unión entre el ojo y el texto, con lo cual el cerebro acelera la capacidad de absorción de información ya que no tiene que esforzarse en la tarea de enfoque porque se está utilizando la guía. Además, el marcador proporciona un punto de atención que facilita el proceso de concentración e interpretación de la información.

Como podemos ver, establecer un nexo entre el cerebro y el texto ayuda notablemente a aumentar la velocidad de lectura, reduciendo el esfuerzo de los ojos para enfocar el texto y seguir leyendo.

Lectura rápida con la técnica de la fijación

Cada vez que leemos el ojo realiza pausas y saltos a lo largo del texto, en cada una de estas pausas el ojo necesita enfocar. Por eso decimos que la fijación es el punto donde se detiene la vista para leer. Las pausas que realiza el ojo son muy cortas, pero a lo largo de una lectura se van sumando el número de fijaciones y puede que el resultado sea una cantidad de tiempo considerable.

Las fijaciones también son la principal causa del cansancio de los ojos durante la lectura y puede ser uno de los motivos de los problemas de concentración. Por lo tanto el objetivo de esta técnica de lectura rápida consiste en disminuir el número de fijaciones para acelerar la lectura. Dicha técnica se trabaja en varios niveles, tratando de reducir en cada nivel la cantidad de fijaciones.

Hasta aquí hemos visto cuáles son las dos técnicas de lectura rápida más utilizadas en el ámbito académico. Si te gustaría aprender mucho más sobre esta temática, te invitamos a realizar el curso de Lectura Veloz e Inteligencia a distancia. ¡Te esperamos!

    Artículos relacionados:

  • Cómo aprender a leer más rápido

    Cómo aprender a leer más rápido

    Técnicas de Estudio Ver Artículo
  • Cómo aprender a leer más rápido

    La mecánica de la lectura veloz

    Técnicas de Estudio Ver Artículo
 
 

Curso de
Wedding Planner

Duración: 4 Meses
Inicio: 14 de Noviembre

Antes 4 cuotas de $2220

4 cuotas de $999

55% off
¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba