El guardavidas o socorrista acuático, es un rescatador capacitado profesionalmente para vigilar, prevenir y brindar primeros auxilios.

Socorristas: no sólo salvan vidas

El guardavidas es la persona que ha tenido un sólido entrenamiento para prevenir y atender siniestros acuáticos y brindar primeros auxilios ya en tierra. A continuación veremos las funciones, responsabilidades, y cualidades que tiene un socorrista. Si quieres aprender más de esta profesión, puedes hacer con nosotros el curso de socorrismo para principiantes a distancia. 

Al contrario del pensamiento popular, un guardavidas no solo se encarga de prevenir accidentes y salvar vidas, sino que también dentro de sus funciones se encuentran las de hacer cumplir las normas de seguridad, en el caso de ser un socorrista de mar, deber ser él quien imponga las reglas para los visitantes, quien coloque las banderas de seguridad y quien prohíba el ingreso al agua en caso de ser necesario. Tanto en piscinas como en la playa  el socorrista tiene a su cargo vigilar el comportamiento de los bañistas, prevenir que no hayas peleas, intervenir cuando un niño se ha perdido de sus padres, colaborar en el caso de que suceda algún robo, es decir debe asistir a las personas en todo lo que necesiten, que tenga que ver con su seguridad.

El guardavidas, una figura multifuncional

La función más importante del guardavidas es la de salvar vidas tanto en el agua como en la tierra, y en el agua no solo se dan casos de ahogamientos, hay personas que son arrastradas por las corrientes marinas, otras que son mordidas por peces, otras que sufren calambres o golpes de calor, y es el socorrista quien debe actuar de forma rápida y segura en cada uno de esos casos. Como la vida de las personas está en juego, el socorrista debe contar con una capacitación acorde a sus responsabilidades. 

También dentro de las funciones del guardavidas encontramos la de brindar asistencia a los servicios públicos, es decir, si sucediera algún accidente, robo, ahogamiento, peleas, mientras el socorrista se encuentra a cargo deberá aportar toda su ayuda y conocimiento a la policía, bomberos o ente público que se haga cargo de la situación. 

Para convertirse en un buen socorrista es importante trabajar persistentemente en la preparación física, obtener mayor resistencia, mejorar la velocidad tanto en el agua como en la tierra, trabajar la agilidad corporal para enfrentar cada día nuevo un desafío distinto. Nunca debe dejar de entrenar las técnicas de natación. 

Un socorrista debe sentir vocación, ya que todos los días arriesgará su vida por la de alguien más, que probablemente no conozca, y no vuelva a ver más. Es por eso que debe estar pleno a nivel psicológico, ya que las responsabilidades que tendrá serán muchas e importantes, la concentración es un factor clave para que el desempeño sea el correcto, un minuto de distracción y una persona puede ser arrastrada por las corrientes marinas. Tener la mente despejada y enfocada en el trabajo que se debe realizar es primordial para evitar accidentes. 

El socorrista siempre debe mostrarse confiados, seguros y empáticos. Es muy importante que los bañistas vean en él una figura segura, en la quien confiar si algo sucede. Deben ser amables, respetuosos y contar con buenas habilidades sociales, ya que serán el pilar de los bañistas mientras se encuentren en la playa o piscina. 

Si estás interesado en emprender un futuro como guardavidas te invitamos a que te capacites con nosotros realizando el curso de socorrismo para principiantes online. Te esperamos.

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba