Formar un grupo de trabajo eficaz no es tarea fácil, y es por eso que las grandes empresas han invertido tiempo estudiando cómo lograrlo.

¿Qué se debe de tener en cuenta a la hora de formar equipos de trabajo?

Establecer un grupo de trabajo que funcione no es sencillo, sobre todo porque la clave es el factor humano. Es por eso, que antes de comenzar a organizar equipos de trabajo se debe fijar un objetivo claro, de esta forma podrás enfocarte en las cualidades de los candidatos, persiguiendo una meta. Pregúntate ¿que se espera del grupo que estás formando?, ¿cuáles son las cualidades de los candidatos?, ¿Quienes se amoldan más a tu objetivo?.

Uno de los pasos más difíciles de trabajar en equipo consiste en escoger a las personas correctas. Para ello se debe buscar candidatos variados que tengan diferentes niveles de educación y diversas experiencias pero con sólo eso no basta. Se debe tener presente que las personas trabajarán juntas, por lo que es muy importante que entre ellas tengan buena actitud y cuenten con espíritu de colaboración.

Liderazgo, un valor clave en el equipo de trabajo

Siempre se debe tener en cuenta que todo grupo de trabajo necesita un buen líder, que facilite la comunicación, las órdenes, los proyectos, y posibilite el trabajo en equipo de forma ordenada y eficaz. 

Para que los equipos de trabajo funcionen nunca se debe perder de vista el plan de trabajo, es decir, saber cuál es el objetivo, cuál es la función de cada uno de los miembros, cuáles son las reglas de trabajo y a donde se quiere llegar. 

A la hora de trabajar en equipo es importante que los miembros conozcan las funciones de todos, es por ello que la comunicación es primordial, de esta forma todos sabrán cual es su lugar en el equipo y facilitará el trabajo para todos. 

Para controlar si el grupo está funcionando como era esperado lo más recomendable es realizar reuniones semanales para que los miembros compartan la evolución de su trabajo, nuevas ideas y experiencias. En estas reuniones es probable que surjan nuevos planes de acción, que muchas veces quedan en el olvido. El motivo es que el líder no tiene verdadera confianza en los miembros del grupo para otorgarles poder de decisión y muchas ideas valiosas se pierden. Es importante que el líder tenga la capacidad de delegar responsabilidades y facultades, cuando quien manda falla, el grupo casi siempre fracasa. 

El reconocimiento de los logros es clave. A las personas les gusta ser felicitadas cuando realizan un buen trabajo y de esta forma se mantiene motivado al miembro del grupo. 

También se debe reconocer el éxito grupal. Hay personas que realizan mucho mejor desempeño de forma grupal que individual y se convierten en pilares para el equipo.

Por último se debe tener en cuenta que una vez formado el grupo, el mismo tendrá más confianza y comenzará a exigir recursos más sofisticados, o la alianza con algunos departamentos de la empresa (Diseño, Marketing, etc), en estas ocasiones el líder deberá intentar conceder las nuevas peticiones del equipo y de esta manera incentivar el crecimiento constante de todos.

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba