En este artículo te contamos todo lo que tenés que saber sobre la gestión de cobranzas, sobre sus principales métodos y estrategias.

¿Qué es la gestión de cobranzas?

La gestión de cobranzas es una actividad cuyo principal objetivo consiste en reactivar la relación comercial con el cliente, a fin de que éste mantenga sus créditos al día. Para que la gestión de cobranzas sea efectiva se deben llevar a cabo ciertas actividades y aplicar estrategias específicas.

El proceso de gestión de cobranzas

Para lograr el cobro de deudas el profesional debe comenzar la gestión de cobranzas desde el primer día siguiente al incumplimiento del pago. Para ello se debe contactar al cliente, dentro de un horario prudente, para informarle acerca del estado de su obligación y ofrecerle ciertas opciones para normalizar su deuda. En ciertas ocasiones el gestor de cobranzas también se pone en contacto con los clientes que se encuentran al día para recordarles el pago correspondiente.

Para el proceso de gestión se utilizan diferentes vías de contacto, ya sea telefónico, mensaje de texto, mensajes de voz, correo electrónico, así como también se suele recurrir a la visita al domicilio registrado. Es fundamental mantener toda esta información correctamente organizada y administrada a fin de llevar de manera efectiva el proceso de cobranza.

Además de mantener el orden y la organización de la información de los clientes, el gestor de cobranzas debe conocer en profundidad ciertos aspectos elementales de la empresa, como por ejemplo los productos y servicios que ofrece, el flujo operativo de negocio, la tecnología que se utiliza para administrar la información, el campo de acción y demás. Todo este caudal informativo le permite al gestor estar más preparado para afrontar a los clientes morosos.

Curso de Gestor de Cobranzas

La gestión de cobranzas requiere de técnicas y estrategias profesionales a fin de lograr mayor efectividad en la recuperación de la relación comercial con el cliente. Por ejemplo una de esas estrategias consiste en establecer una buena comunicación con el deudor, desarrollar su nivel de interés y captar su atención desde un primer momento. También es importante escuchar con empatía al cliente, dejarlo expresar su punto de vista y tratar de comprender lo que le plantea.

Hasta aquí hemos visto en qué consiste la gestión de cobranzas y cuáles son sus principales estrategias. Si te gustaría aprender mucho más sobre esta temática, te invitamos a realizar nuestro curso de Gestor de Cobranzas a distancia. ¡Te esperamos!

    Artículos relacionados:

  • ¿Cómo mejorar las cobranzas?

    ¿Cómo mejorar las cobranzas?

    Administración Ver Artículo
  • ¿Cómo mejorar las cobranzas?

    Tips para el gestor de cobranzas

    Administración Ver Artículo
 
 

Curso de
Coaching y Gestión de Equipos

Duración: 3 Meses
Inicio: 15 de mayo

3 cuotas de

$901

55% off
¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba