Para preservar el pelaje de nuestro perro muchas veces debemos acudir la peluqueria canina para lograr resultados mejores y más profesionales.

Peluquería canina: una oportunidad latente

Cuidar de una mascota no sólo es llevarlo al veterinario para su cuidado, darle comida y agua, regalarle algunos juguetes y sacarlos a pasear para que realicen algo de ejercicio. Además hay que preservar su pelaje para que crezca acorde al tiempo y sea fuerte y esté suave. La peluqueria canina es una oportunidad que nos ofrece el mercado, que lejos de ser un lujo para tu mascota, es necesario para su bienestar.

La variante de profesionales que se dedican a la peluqueria canina es diversa: desde veterinarios hasta profesionales exclusivos de peluquería para mascotas. Entrar en este mercado que no para de crecer implica realizar una formación adecuada, hay cursos de peluquería canina para los interesados en las mejores herramientas para trabajar con las mascotas. Es un campo laboral muy variado, no sólo el profesional cortará el pelaje del animal, sino que estará dotado de la información correspondiente para bañarlos, arreglarles las uñas, cepillarlo y secarle el pelo. 

Es de suma importancia ser detallista, y completamente higiénico, el lugar donde se desarrolle la actividad debe estar acorde a las medidas de seguridad. Nunca se debe dejar al perro solo sobre la mesa, porque puede sentir nervios y querer escaparse, poniendo de esta manera su cuerpo en peligro. Tratar a la mascota como que si fuera de una, demostrarle paciencia y cariño son consejos claves a la hora de desempeñarnos.

La importancia del cepillado y del baño en peluqueria canina

Al momento del cepillado y del baño, hay que tener en cuenta que los métodos varían con las razas, las cerdas de los cepillos son exclusivas para cada pelaje, hay púas más suaves para los pelajes cortos y con rulos, y las hay más duras para los pelos gruesos y difíciles. 

El cepillado hay que comenzarlo desde abajo e ir ascendiendo lentamente, si realizamos el trabajo al revés podemos formar nudos. El error que se comete más frecuentemente es utilizar el mismo shampoo que usamos nosotros mismos en nuestra mascota, hay que saber que el pelaje de los perros tiene una capa protectora de grasa que lo ayuda frente a las temperaturas hostiles a las cuales puede estar sometido, y al igual que para nosotros en el mercado existen muchísimas variantes de shampoo que pueden ayudar al animal con su pelaje, podemos encontrar, anti caspas, antialérgicos, shampoos para pelo suave o seco, etc. 

Una vez hemos realizado el baño y el cepillado continuaremos con el secado del pelaje y su corte. En las peluquerías más modernas podemos encontrar maquinarias con extrema fuerza para realizar el secado que anteriormente se hacía con toallas, pero es normal no contar con una maquinaria moderna, la solución a este problema es realizar el trabajo con cualquier secador de pelo. Evitemos utilizar toallas ya que muchas veces son focos infecciosos. 

El momento del corte ha llegado, debemos concentrarnos en el look que hemos escogido para nuestra mascota, si hemos elegido “pelar” a nuestro perro esto se realiza con una máquina eléctrica que nos permite afeitar todo su pelaje, de manera rápida y sencilla, otra técnica es el corte a cuchilla, la misma es una forma muy complicada, y que solo debe realizar un profesional, ya que por más vanguardista que sea, nosotros mismos no estamos capacitados para realizar dicha tarea. Y la tercer forma es con tijeras, en este caso se debe escoger un estilo y seguirlo con paciencia, si bien es un método que podemos realizar, lo mejor es contratar a un profesional, ya que este cuenta realmente con la experiencia y la técnica para que nuestra mascota quede mejor que nunca. Para aprender este oficio, te invitamos a participar en nuestro curso de peluqueria canina a distancia.

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba