En esta nota te contamos cuáles son los pasos básicos para que la gestión de inventarios sea realmente simple y eficiente para la empresa.

Pasos básicos para la gestión de inventarios

Independientemente del tamaño de la empresa, la gestión de inventarios puede llegar a ser un verdadero dolor de cabeza. Sin embargo, aplicando solamente un par de pasos básicos y un buen método de trabajo se pueden lograr resultados verdaderamente asombrosos.

Qué es la gestión de inventarios

De acuerdo a su definición, la gestión de inventarios consiste en la administración adecuada del registro, compra y salida de inventario dentro de la empresa. Forma parte de la contabilidad de costes y es uno de los puntos más importantes de toda organización, ya que su buen desempeño influye directamente en la coordinación y administración de los bienes de la empresa ya sea para la venta como para cumplir con el proceso productivo.

Las tareas que se realizan en la gestión de inventarios suelen estar relacionadas con la decisión de los métodos de registro, los puntos de rotación, el procedimiento de clasificación y la implementación de los métodos de control. El objetivo principal de realizar todas estas tareas consiste en mantener siempre un nivel eficiente de stock.

Gestión de inventarios: primeros pasos

El primer paso para contar con un buen inventario consiste en acondicionar correctamente el espacio donde se ubican los artículos de la empresa. Lo ideal es que dicho espacio sea amplio, luminoso y libre de humedad. Una vez que el espacio esté en buenas condiciones se deben agregar estanterías rotuladas para ubicar correctamente la mercadería.

El segundo paso implica determinar el sistema y el formato que se va a utilizar para el almacenamiento. Generalmente esta decisión depende del tipo de mercaderías que se esté comercializando y de la rotación que requiere cada una.

El tercer paso consiste en precisar la codificación que se va a utilizar para cada artículo, en la cual se debe contemplar diversas variables como el color, el modelo, el proveedor, etc.   

El cuarto paso se basa en seleccionar una herramientas específica para el control de stock. La herramienta que se elija para llevar a cabo esta tarea va a depender del tipo y del tamaño de la actividad comercial.

Una vez que se han desarrollado todos estos pasos, es momento de realizar un inventario físico real y comenzar a registrar los movimientos de entrada y salida.

Hasta aquí hemos desarrollado los pasos básicos que se necesitan para implementar una gestión de inventarios adecuada. Si te gustaría aprender mucho más sobre esta tarea administrativa, te invitamos a realizar el curso corto de Gestión de Inventarios a distancia.

 
 

Curso de
Periodismo Digital

Duración: 3 Meses
Inicio: 14 de Septiembre

Antes 3 cuotas de $2220

3 cuotas de $999

55% off
¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba