En este artículo te contamos cómo es el servicio de alimentación y nutrición en hospitales y cuáles son los principales tipos de dieta.

La nutrición en hospitales y los tipos de dieta

El servicio de alimentación y nutrición hospitalaria se encarga de elaborar y distribuir las diferentes comidas diarias a los pacientes que estén ingresados en el centro sanitario. Para ello, los encargados de este servicio deben planificar los alimentos en base a las necesidades fisiológicas y nutricionales de cada paciente, por lo cual se deben diseñar diferentes tipos de dieta. A continuación vamos a ver cuáles son los principales tipos de dieta y cuáles son sus características específicas. 

Tipos de dieta

Dieta basal: consiste en un régimen alimenticio equilibrado. El objetivo de este tipo de dieta consiste en cubrir las necesidades de nutrición medias de acuerdo a la situación fisiológica del paciente. Se elabora para pacientes que no necesitan requerimiento dietéticos específicos, generalmente los valores nutricionales recomendados para la dieta basal rondan las dos mil kilocalorías diarias y la distribución de macronutrientes debe ser equilibrada.

Dieta absoluta: refiere al ayuno absoluto, es decir que el paciente no debe ingerir ningún tipo de alimento, ni beber agua. Esta restricción se suele indicar para pacientes que van a ser operados o en casos de un postoperatorio inmediato.

Dieta líquida: consiste en uno de los tipos de dieta donde el paciente debe ingerir líquidos claros, infusiones y zumos. Generalmente se suele aplicar a pacientes que van a ser operados o en los casos que recién salen del quirófano y necesitan ir adaptándose a una nueva dieta.

Dieta semilíquida: como su palabra lo indica, esta dieta abarca alimentos líquidos y semisólidos. Generalmente, el paciente debe ingerir comidas como sopas, yogures, leche, flan, etc. Este tipo de dieta está dirigida a pacientes que tienen algún impedimento para masticar o digerir los alimentos.

Dieta blanda: suele elaborarse a base de alimentos que son cocidos o blandos. La dieta blanda está pensada para aquellos pacientes que tienen algún tipo de inconveniente con el proceso de digestión de los alimentos. Su aporte energético y nutricional debe ser equilibrado.

Dieta astringente: consiste en la ingesta de alimentas que producen sequedad y estreñimiento. Este tipo de dieta se suele indicar para pacientes con gastroenteritis o en caso de diarrea. Se caracteriza por la eliminación de la fibra alimentaria, la lactosa y la reducción de los aportes de grasa. La dieta astringente está compuesta de alimentos como arroz blanco, pescado,pan, pollo y frutas cocidas.

Estos han sido los principales tipos de dieta que se aplican en los servicios de alimentación, si querés aprender mucho más sobre nutrición hospitalaria, te invitamos a realizar el curso corto de Servicios de Alimentación. Nutrición en hospitales a distancia. Contamos con la mejor tecnología educativa para que puedas estudiar con un método totalmente práctico y flexible. ¡Te esperamos!

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba