El coaching empresarial implica un complejo proceso de trabajo, compuesto por diferentes fases, cada una con sus propias particularidades.

El proceso de coaching y sus principales fases

Como muchos de ustedes sabrán, el coaching consiste en un proceso donde se establecen ciertos objetivos y también se disponen las bases para su consecución. Este proceso de trabajo está compuesto por diferentes fases o etapas que vamos a desarrollar a continuación.

La primer fase del proceso de coaching consiste en generar el contexto, lo cual implica comprender el objetivo real del cliente. Aunque el objetivo parezca sencillo de determinar, muchas veces se requiere de varias sesiones hasta que queda establecido con suma claridad. Por lo tanto en esta fase se debe analizar la situación general de la empresa que solicita el coaching o coachee; y luego identificar los objetivos específicos que el coachee quiere alcanzar.

Una vez que se ha identificado el objetivo real y se ha analizado la situación actual del cliente, el coach debe plantear la situación futura. Esta fase de trabajo consiste en formalizar con la mayor precisión posible la situación específica que se busca alcanzar.

Luego de estas tres primeras fases: contexto, situación actual y situación futura; es el turno de la retroalimentación o feedback. En este caso particular, se pretende que ambas partes, tanto el coach como el coachee, expresen su ideas o pretensiones una vez establecidos los objetivos y luego durante todo el proceso de trabajo.

La siguiente fase de trabajo consiste en definir un plan de acción donde se explicite la forma de poner en práctica ciertas acciones para lograr los objetivos iniciales. Estas acciones van a depender del objetivo que busca alcanzar el coachee, por ejemplo si su objetivo es mejorar el tiempo de trabajo, el coach puede implementar una agenda de actividades específicas para gestionar mejor el tiempo de cada tarea. Es importante aclarar que las diferentes acciones que plantea el coach deben convertirse en hábitos y conformar una nueva rutina de trabajo para la empresa, que perdure en el tiempo, no sólo durante el proceso de coaching.

Y por último, una vez que el coachee alcanzó su objetivo, es recomendable que el coach realice periódicamente un seguimiento para determinar en qué estado se encuentra el objetivo que se ha conseguido, chequeando si el plan de acción además de dar resultados se ha vuelto parte de la empresa.

Aprendé sobre Coaching en FUDE 

Hasta aquí hemos visto cuáles son las principales fases del proceso de coaching, si te gustaría aprender mucho más sobre el coach, la organización de equipos de trabajo y la gestión de equipos, te invitamos a realizar el curso de Coaching y gestión de equipos a distancia.

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba