Si tenés problemas para cobrar a tiempo, en este artículo te contamos cuáles son las estrategias más eficaces para mejorar las cobranzas.

¿Cómo mejorar las cobranzas?

Un problema muy frecuente en la mayoría de las empresa está relacionado a las falencias en materia de créditos y cobranzas. Estas falencias pueden llegar a resentir financieramente a la empresa, por eso es importante mejorar las estrategias de cobranzas para que el flujo comercial siga un ritmo más estable.

Estrategias para mejorar las cobranzas

- Armar un calendario de cobranzas. Es importante tener un registro con toda la información actualizada de cobranzas a fin de poder hacer el seguimiento de manera más ordenada y metódica. Aunque toda esta información puede presentarse en papel, lo más adecuado es tener una versión digital con las planillas de cálculo completas y actualizadas, en la cual se incluya la fecha de facturación, el número de la factura, el monto, el plazo de pago acordado, las referencias de contacto y demás datos relevantes para la cobranza.

- Establecer las condiciones de pago según el perfil de cada cliente. Esta estrategia consiste en identificar cada grupo de clientes según sus características particulares a fin de organizar mejor las cobranzas y proponer condiciones de pago adecuadas a su comportamiento habitual.

- Aceptar diferentes opciones de pago. Es importante ofrecerle al cliente varias formas de pago, esto evitará posibles excusas y a su vez facilitará todo el proceso de cobranza. Entre las formas de pago más utilizadas por las empresas podemos mencionar el pago en efectivo, las tarjetas de crédito y los cheques.

Curso de Gestor de Cobranzas

- Ofrecer beneficios a los clientes que pagan a término. Esta estrategia consiste en ofrecer ciertos descuentos, bonificación, regalos o cualquier otro tipo de incentivo para que los clientes elijan pagar anticipadamente mejorando así el proceso de cobranza.

- Analizar cada caso particular. La persona o el equipo a cargo de las cobranzas debe estudiar cada cliente a fin de identificar cuáles pueden ser las razones por las que un pago puede atrasarse o complicarse. Este tipo de análisis permite una mejor aproximación al problema y una pronta solución.

- Insistir al cliente. El gestor de cobranzas debe insistir al cliente para que realice el pago correspondiente, esto requiere paciencia y perseverancia, además de contar con ciertas habilidades comunicativas específicas.

Hasta aquí hemos visto cuáles son las mejores estrategias para mejorar las cobranzas. Si te gustaría aprender mucho más sobre esta actividad, te invitamos a realizar el curso de Gestor de Cobranzas a distancia. ¡Te esperamos!

 
 
CURSO DEL MES:

Curso de
Reparación de PC

Duración: 6 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

6 cuotas de

$849

¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba