En esta nota te contamos cuál es la importancia de sumar la limpieza facial a nuestra rutina de todos los días a fin de cuidar nuestra piel.

¿Cómo debe ser la rutina de limpieza facial?

La piel del rostro suele ser la más expuesta al polvo y a las partículas contaminantes del ambiente, estos elementos llenan la piel de impurezas, la irritan y son la principal causa del desarrollo de puntos negros y granitos. Por eso para mantener una piel mucho más saludable es  fundamental limpiar la suciedad acumulada que tapa los poros.  

Rutina de limpieza facial

La limpieza facial nos ayuda a eliminar la suciedad proveniente del ambiente y del maquillaje diario, permitiendo que el cutis respire y se mantenga sano y radiante. Para que la limpieza facial sea exitosa es importante repetirla a diario y una o dos veces por semana complementar sus beneficios con algún tratamiento intensivo en forma de mascarillas.

Existen diferentes formas de realizar la rutina de limpieza facial, sin embargo la mayoría de ellas incluyen ciertos procesos básicos como el lavado, exfoliación e hidratación. El primer paso consiste en lavarse bien las manos para no transmitir bacterias al rostro, humedecer el rostro con agua tibia y aplicar un producto limpiador adecuado para nuestro tipo de piel. Antes de enjuagar el producto con agua tibia se recomienda masajear el rostro levemente y de manera circular con las yemas de los dedos. Y por último, luego de enjuagar y secar el rostro se debe recurrir a una loción o crema humectante.

Curso de Limpieza Facial a distancia

Lo ideal es que los productos que se utilicen para la limpieza facial sean hipoalergénicos, libres de fragancias fuertes, alcohol y aceites. Cuando la piel tiende a ser grasa se debe limpiar con soluciones o geles que contengan ácido salicílico, que permite exfoliar la seborrea y las células muertas de la piel, liberando los poros y favoreciendo la salud de la piel.

La falta de limpieza facial engrosa la capa córnea de la piel, dando un aspecto más opaco, sucio y con poros abiertos, lo cual favorece la proliferación de acné y otras patologías. Como podemos ver, no hay excusas para evitar la limpieza facial, es una acción muy simple que debe sumarse a nuestra rutina diaria.

De acuerdo a lo que hemos desarrollado en esta nota, la limpieza facial ayuda a retener la humedad de la piel, incrementar la elasticidad en los tejidos y retrasar el envejecimiento prematuro de la piel. Si te gustaría aprender mucho más sobre esta interesante temática, te invitamos a realizar el curso de Limpieza Facial a distancia. ¡Te esperamos!

    Artículos relacionados:

  • Productos básicos para una limpieza facial

    Productos básicos para una limpieza facial

    Estética Ver Artículo
  • Productos básicos para una limpieza facial

    5 beneficios de la limpieza facial

    Estética Ver Artículo
 
 

Curso de
Dibujo Artístico

Duración: 4 Meses
Inicio: 14 de Diciembre

Antes 4 cuotas de $2220

4 cuotas de $999

55% off
¡Conocé todas nuestras PROMOS y participá de espectaculares SORTEOS!
FUDE en Facebook
Ir para arriba